Ir de compras

 

Me repatea.

Ir de compras me repatea. Es que no me gusta nada de nada. Y por qué? Por el ambientillo…

Está claro que en la sociedad en la que vivimos hay situaciones en las que hay que ir bien vestido. Y por bien vestido me refiero a ropa y calzado limpio, y a poder ser que no esté rota. Pues creo que con eso llega.

Y no sé cómo serán vuestros armarios, pero desde luego que en el mío sobran demasiadas cosas. Está la ropa que te regalan (mucha en mi caso), está la ropa que te compra mami (demasiada en mi caso) y está lo que uno mismo se compra por capricho, que es lo que estoy segura más abunda en nuestros roperos.

A ver, no quiero ser exagerada, de vez en cuando (muy de vez en cuando) también pillo algo por tontería… esa camiseta que está tan barata y que es tan mona… Pero a lo que me refiero es a “salir de compras” en el sentido de “salir a propósito a comprar”.

Pero… ¿Para qué? Para estar más guapos lo hacemos, supongo, pero pensándolo friamente, no es lo más superficial que nos podemos echar a la cara?

Las pocas veces que he ido “de compras” ha sido por algún motivo de los anteriormente mencionados; Que consigo un trabajo en el que no hay que ir de uniforme, pues hala, vamos al centro comercial a buscar algo un poco más “decentillo” que los vaqueros gastados y las camisetas viejas. Y qué me encuentro en el centro comercial?

Bufff, lo primero, una temperatura que no me agrada. En el centro comercial siempre hay ese ambientillo artificial de los 25 grados, sea la época del año que sea. Lo segundo: me encuentro mucha gente. Muchísima, a no ser que vaya al mediodía.

No es por ser antisocial pero me agobian bastante esos centros de reunión anónimos. Si vas un sábado por la tarde chocarás con trescientas personas en cada tienda a la que vayas.

El probador buf!!! una odisea!!! Tras esperar las tremendas colas de gente cargada hasta la moña de prendas y más prendas, entras en un espacio mínimo, con una luz estridente que te resalta hasta un pelo fuera de sitio en la ceja derecha. Los espejos de los probadores femeninos suelen estar estratégicamente inclinados para que la ilusión óptica te haga verte más delgada y te parezca que te sienta mejor la ropa, pero ya me sé el truco y no me cuela.

Las prendas son “de moda”, “de serie”, “de borreguillo” si es que no estás dispuesto a gastarte una pasta gansa en algo un poco especial. El imperio inditex ha puesto al alcance de nuestra mano, y de nuestro bolsillo, multitud de prendas que muchas veces son tan baratas que impulsan a que consumamos más.

De las tallas prefiero no hablar, que me enervo. Hoy he visto prendas de la XS a la XL. Las XS… tendríais que verlas. O una mujer tiene un metabolismo extraordinariamente veloz, o veo muy raro que hoy en día una chica de más de doce años, o en su defecto una que ya haya desarrollado, pueda ponerse esas minúsculas prendas.

¿Cómo no va a haber anorexia? En la edad del pavo a todas las niñas les gusta entrar en ropa pequeña. Ya me las imagino cotilleando “Uy, pues yo llevo la “M”, ay, pues yo me he metido unos vaqueros de la “XS””. Esa talla debería estar prohibida.

Otra cosa que no me gusta de los centros comerciales es la música. Vale, por todos es sabido que la cambian por merchandising, que si hay poca peña la ponen más de relax, para que la gente se regodee, y que si están muy llenos la ponen alta y rápida para que la gente compre con un ritmo más veloz.

Hoy he entrado en una tienda, y menuda pena que me dio la chica de la caja! Si yo tuviese que trabajar mis horas con ese volumen estridente, y con esa música ratonera de moda es bien seguro que me pegaría un ataque de ansiedad!

Y es que a veces me pregunto si las personas no compraremos tanta ropa para llenar alguna especie de vacío. A mi me tiene pasado, de estar triste un día, salir a comprar alguna parida y quedarme un poco más contenta… será por eso?

Y me comentaba ayer un amigo hablando de este tema: “Tia, no me digas que te sientes culpable por gastarte el dinero que ganas currando”… Y la verdad es que la respuesta es sí. Cuando es en ropa sí me siento culpable. Y sobre todo cuando llega el cambio de estación y veo ese montón de prendas acumuladas (me da pena tirar las cosas viejas) y veo qué poco he aprovechado todo eso.

Está claro que no se puede ser ermitaño (bueno, sí se puede, yo es que no quiero) ni ir en contra de las mareas, sobre todo si trabajas cara al público o no quieres quedar mal con la familia… Yo desde luego que agradezco a mi madre que sea ella la que me sigue comprando la ropa, y es que lo hace porque sabe que por mi propio pie no iría ni atada, y le gusta que su hija vaya “guapísima, que tienes que sacarte más partido”. Y menos mal que la tengo a ella velando por mi imagen porque si no…

PD. joder, todo lo que tenemos, y la peña que se sigue muriendo de hambre… Ya sé que mucho hablo pero no hago “nada” por remediarlo, no estoy de voluntaria en Africa ni nada de eso pero… bufff! Por eso también me repatea ir de tiendas.

The end.

Catapúm

Chim

Pum!

😀

13 comments so far

  1. anabel on

    Jajajajaja, a mí también me repatea ir de tiendas, pero cuando tengo que ir por obligación, como dices, no cuando me apetece ir y comprar la primera cosa mona que vea.
    Y en cuanto a esos probadores, dime en qué tiendas porque hay algunas (y no voy a citar nombres, pero alguna es una cadena muy conocida) que no sólo te ves el último pelo que te ha quedado sin depilar, sino que de repente a tus muslos le ha crecido tres veces más celulitis de la que te habías visto esa mañana cuando saliste de la ducha. Y te dices “diosmío, ¿pero esto desde cuándo lo tengo?”. Pues desde la última vez que fuiste a esa tienda, pero afortunadamente ya no lo recuerdas.
    Y dile a tu madre que tú vas siempre monísima. Me encantan tus chichos, qué quieres que te diga. Y de hecho la primera vez que te vi me pareció que ibas muy bien. Y seguro que recuerdas la primera vez que te vi. No me acuerdo qué llevaba yo; seguro que un traje, ¿no? En fin, que la impresión fue buena, ¿de acuerdo? Si no lo hubiera sido otro gallo hubiera cantado, jajajaja. Pero en los días sucesivos también, así que por lo de la ropa y el trabajo no te preocupes, que a no ser que tus jefes me digan lo contrario, vas muy adecuada.
    Y en cuanto a la ropa que ya no te pones, siempre y cuando esté en buenas condiciones (no puedes dar a los demás lo que está roto), infórmate de si en tu parroquia recogen ropa para la gente que lo necesita. Normalmente, si ellos no lo hacen saben en dónde la recogen y la reparten. Seguro que hay familias donde tú vives o en zonas cercanas que necesitan la ropa que tú ya no utilizas pero que está ponible. No hace falta que pienses en ayudar en África; a tu lado hay gente que necesita tu ayuda, más de la que nos imaginamos.
    Por cierto, gracias por lo que me dices cuando hablamos. Tus elogios son una fuente de ánimo para mí.
    Besos.

  2. wasd on

    yo confieso ante anama q como mis padres tienen una empresa de publicidad, yo me cojo toda la ropa publicitaria sin marcar, sin ningun logo, y yeno el armario con camisetas supermosnas de a 1 €

  3. epi87 on

    A mi me pasa al contrario, me encanta ir de compras y desde que tengo 16 años jamás he dejado que mi madre me elija la ropa a no ser que vaya yo con ella.

    Una cosa que me sorprende de las tallas es que por ejemplo la talla XL de Springfield es una XL de verdad, mientras que algunas XL de pull&bear son más pequeñas. Esto me supone un problema, porque soy anchito de hombros y ha habido veces que al encasquetarme un abrigo XL de pull me daba cuenta de que era enanísimo y que parecía una morcilla, mientras que en Springfield no me pasa ¿qué concepto de chico XL tienen en algunas tiendas? ¿por qué varía la misma talla de una tienda a otra?

  4. anama on

    Jejeje, lo de los probadores… fijaos: cuando entreis a un probador y el espejo esté inclinado en lugar de estar derecho contra la pared… es que así la imagen queda más estilizada. Pero ni aún así, me pasa como a Anabel, que cuando me veo en un probador me da la impresión de haber engrosado cinco kilazos en mi colección🙂.
    Lo de las tallas que dice Epi, tampoco lo entenderé en mi vida. Entre que “Es el tallaje americano” o “Es el tallaje europeo” o excusas similares yo pienso que nos la meten doblada con el tema y que ponen la talla que les sale de las narices…
    Y wasd, por qué no me envias unas camisetas de esas supermosnas por correoooo???? Andaaaa!! Tírate el rollooooooo!!!! Yo correré con los gastos de envio! Jiijiijijijijiiii😀

  5. anama on

    Y en lugar de editar el comentario anterior pongo otro aparte para que se sepa…
    !Lo que impone Anabel cuando va de super seria con el traje de chaquetaaaaa!!!! jejejejejejeje!
    (Es coña, el traje de chaqueta mola, sí que te lo he visto en ocasiones importantes jejejeje, aunque en la entrevista no lo llevabas, y lo sé porque…
    Si en la entrevista hubieses llevado traje de chaqueta… me habría cagado por la pata totalmente! Jejejejejeje
    En cuanto a tu “estilismo”, que sepas que también vas siempre monísima, y que deberías pintarte las uñas de ese color granate que llevabas un día… que no sé a dónde habías ido, molaaa!!!
    A mi también me molan las uñas pintadas, pero creo que tendré que esperar a que se vuelvan a poner decentes, porque me las he mordido hasta más no poder últimamente joooooo
    Jejejejejejeje, podríamos montar un consultorio de belleza femenino en el blog!!! jiiiiijijijiji
    Bikosssss
    (y a mirar para esos obreros cocacola!😉 )

  6. wasd on

    alaaa, aciendole la pelotan a su jefa, si es q una ninia no va mona por lo q yeba sino por la seguridad con lo q lo lleba

    o eso creo yo

  7. aitor on

    Buenos dias Anama:
    OOOOOOOOOOOOOOOOdio ir de compras, cuando a ropa se refiere, soy incapaz de desdoblar un jersey si no estoy seguro de si me va a gustar o no, me incomoda toquetear la ropa si mi intencion no es comprarla y no me apetece nada meterme en una tienda mas de 15 minutos, si en ella no sirven cafes.
    Lo de la ropa y yo es algo complicado, tiene que ser una relacion espontanea,…… no tengo pantalones, de repente paso por una tienda de cardigan y veo un pantalon de micropana de color tierra, sobre un maniqui que lleva calzados unos deportivos de nobuk sin cordones……para mi, me-lo-llevo…… en fin, que pueden pasar 8 meses e incluso no ser ropa de temporada, pero solo compro cuando me llama mucho la atencion, mi madre hace ya mas de 10 años que no me compra ropa, no siendo cupleaños o navidad, desde que me fui de casa mas o menos…..aunque por cierto,…… no soy ningun abuelete, aun no he pasado la barrera de los 30…. jejeje.

  8. anama on

    Jajajaja, Aitor, micropana?
    … No sé qué es…será como la pana pero las “listas” más finas supongo…
    Nobuk?? Creo que es como una especie de piel de estas de pelitos cortos? así como de ante?
    :?¿ Como podrás comprobar no tengo ni pajolera idea del tema jejeje, eso sí…si tú no compras y tu mami tampoco… quién te la compra? Seguro que tu novia/mujer (no sé si la tienes pero se deduce, tiene que ser ELLA quien te la compre, no creo que tus colegas se preocupen tanto por ti jeje.)
    Y wasd, Anabel es mi ex-jefa😛 que lo sepas, no lees cuando dice que está en otra tienda?😉
    Besines!

  9. anabel on

    Pero, Wasd, cualquier día me da por volver (o a Anamá por venirse, quién sabe)y vuelvo a ser su jefa. Yo estaría rechiflada de que fuera así.

    Y muchísimas gracias, Ana, por levantarme tanto el ánimo, porque son las 23:05 y sigo aquí (ya sabes) con los obreros (que ojalá fueran Cocacola; al menos son majos, los chicos) Y ya sabes también a qué horita me fui ayer. Así que lo que me he reído con tus comentarios sobre mis uñas aquel día (por cierto, ¿dónde habré metido ese esmalte? ¿se me habrá perdido con la mudanza?) me han puesto la moral a doscientos y se me olvidan el cansancio, lo poco que he dormido esta noche, y toooooooooodo el follón que me espera con las dichosas obritas de nuevo en este mes. Menos mal que no llueve y no tengo inundaciones, que si no, acabo dándome a la bebida.

    Y eso, Aitor, ¿qué porras es la micropana? Jolines, qué tío, no sólo sabe de perfumes sino también de tejidos.

  10. aitor on

    jajajajaja….. no te voy a dar muchos detalles, solo decirte que el gusto por los tejidos, complementos, colores y sabores lo herede de mi padre, pero parezco ser el unico en la familia… jajaja…. como dije, nadie me compra la ropa ni me la elije, sino en navidad, que no sea yo, lo que pasa es que puedo estar mucho tiempo “aprovechando” 3 Jerseis, 4 Pantalones, 5 camisas y unos cuantos polos y camisetas, hasta que un nuevo amigo se suma a la coleccion, permitiendoles a 2 o 3 articulos de los mencionados pasar a la reserva activa. Respecto a Micropana y nobuk, para no saberlo lo has definido muy bien…. Plas…Plas…Plas…😉

    Por cierto, en mi ultimo cumpleaños mis “colegas” conscientes de mis gustos y deficiencias, me regalaron una chaqueta de lana de color azulon de AD y un polo YSL blanco con ribetes celestes….. como ves, si que se preocupan por mi aspecto…. jejeje nada de Gadgets electronicos que es lo que realmente me compro yo… o si no…. un viaje a….. jejeje

  11. aitor on

    P.D: A quien comparte su vida conmigo, le elijo yo la ropa…😉
    Como eres, no se te escapa una…🙂

  12. aitor on

    Lo ultimo que le compre fue un abrigo de paño color tierra en H&M….. le encanto….😉

  13. wasd on

    pues vueno, he volvido tras un formateo expontaneo a mi pc

    mola saber q en mi ausencia os divertiis^^

    en fin, aitor te propongo un reto
    compra ropa q me siente bien a mi😄

    besitooooooos

    PD: no mola nada q tu jefa o en su defecto ex-jefa te lea los post,😄, nunca podras criticarla

    PD2: yo no soy chico cocacola me va mas el kas limon, pega con todo😄


Lisa kommentaar

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Muuda )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Muuda )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Muuda )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Muuda )

Connecting to %s

%d bloggers like this: