“Elogio de la lentitud”. Movimiento Slow.

 

“Elogio de la lentitud”. Carl Honoré.

 Es el próximo libro que pienso leer. Está ahora mismo en el número uno de mis pendientes, por delante de “Juego de Tronos”, “El último merovingio” y “Biografía de España”, esos a los que les tengo tremendas ganas pero que no he comenzado por falta de tiempo.

Bueno, “Elogio de la lentitud” no lo tengo todavía, pero lo he puesto en el número uno porque, definitivamente, me lo pienso comprar en cuanto pueda.

El caso es que hoy y mañana tengo días libres. Uno que me toca, empatado con el festivo del Pilar. Y es la primera vez en quince días que me detengo.

El movimiento Slow es una corriente cultural que nació en Italia, en una protesta contra un McDonalds que abrieron en la plaza de España de Roma.

Los partidarios de esta filosofía de vida no son pasivos. Su intención no es la de estar todo el día rascando la barriga ni tocando los bongos. Simplemente, su máxima es “ser selectivos en la actuación” y “ser plenamente conscientes de cada momento de nuestro tiempo”.

He pasado los últimos quince días en otro mundo. Levantarme justa de tiempo. Correr hasta el trabajo. Segundo café del día y, para dentro. Mis ocho horas han transcurrido como las de mis compis, o sea: hay mucho mucho que hacer, por tanto queremos adelantar lo más posible, por tanto a hacer las cosas lo más rápido posible.

Mediodía: tirar para casa. Comer algo rápido y congelado: latas de guisantes, de atún, de maíz… pollo del tipo “vuelta y vuelta”, que es precocinado, tirada de trastos al fregadero y corriendo al sofá a echar siesta.

Tercer café del día, vuelta al trabajo y a volar, para seguir adelantando curro. Papeles acumulados del día anterior que hay que poner al día, y a trotar de un lado a otro.

Vuelta a casa. Puesta al día de las tareas domésticas a las 22.30, a trancas y a barrancas, y a dormir de nuevo a las 00.00 para volver a repetir la misma jornada al día siguiente.

Y ahora, que tengo el día libre digo: ¿Por qué coño lo he hecho todo TAN deprisa? Vamos a ver: podría haber hecho EXACTAMENTE lo mismo pero sin correr. Invertiría el mismo tiempo, eso seguro, pero simplemente mi espalda no estaría tan cargada, y mi estómago no estaría tan hecho polvo.

El movimiento Slow pretende hacer las mismas cosas, pero de manera más organizada y no todo de golpe.

En cuanto a las cosas de la casa, por ejemplo, son partidarios de poner una lavadora al día, y no acumular la ropa para la colada cada dos o tres. Lógico: habrá menos que preparar si repartimos la tarea a poquitos.

En cuanto a la comida, comprar productos frescos y PLANIFICAR. Está claro que si por la noche hubiese puesto unas lentejas a remojo, al día siguiente en veinte minutos comería algo más decente que esos malditos San Jacobos congelados que me han reventado el estómago, pues me han caído como una piedra.

Agenciarse un hobby tranquilo: por ejemplo leer, bordar, o cualquier cosa reposada. Ultimamente no juego al ordenador, pero recuerdo las viciadas que me mandaba ahí atrás a juegos de peleas, que lo que conseguían es que, de tanto estímulo visual y sonoro a las tantas de la mañana, me fuera a dormir bastante acelerada jejejeje.

Y, en resumen, ocupar nuestro tiempo libre con actividades de calidad, como hacer deporte, pasear (cómo se ha perdido esta costumbre… me sé de uno que no soporta pasear por el mero placer de hacerlo, simplemente pasea cuando escoge ir andando a un sitio en el que tiene algo que comprar, en vez de ir en autobús😉 ). Eso: pasear, ordenar cosas tranquilamente, quedar con los amigos que hace tiempo que no vemos en lugar de mandarles un mail…

Y en cuanto a las tecnologías, el movimiento Slow aboga por utilizarlas de manera que nos ayuden a aumentar nuestro tiempo de relax, pero siempre con un equilibrio. Por ejemplo, está de vicio lo de no tener que ir al banco para hacer una tranferencia, poder hacerla por internet. Pero hacer la compra virtual, para que nos la envíen a casa y ocupar ese tiempo viendo un dvd mientras nos papamos una pizza encargada… vamos, que eso es lo que quieren evitar.

Me parece muy interesante esta manera de ver la vida, y me voy a informar más sobre el tema. De momento me voy a comprar el libro, y ya os comentaré si a alguno de vosotros os interesa…

Y, tambien de momento, hoy me voy a permitir el lujo de cocinar yo, y comer tranquilamente, en la mesa de la cocina, sin radio puesta, y todo lo despacio que me dé la gana, porque… no sé si os he comentado arriba…

ESTOY DE DIA LIBREEE!! YUPIIIIII, TIROLIROOOO!!!! YIHAAAAAAAA!!!!

;)    ;)   😉

Besazos.

13 comments so far

  1. Despistado on

    Trabajar para vivir y no al contrario. Me gusta esta filosofía de vida,porque todo lo que conforma nuestro entorno nos invita a vivir de una manera veloz, sin detenernos a mirar lo que pasa a nuestro alrededor. Sin darnos cuenta de que la vida se nos escapa de las manos.
    Por cierto, puedes comer lentejas guisadas en media hora sin necesidad de acordarte de ponerlas en remojo, la variedad pardina no lo necesita.
    ¡Que pases un buen día!.

  2. anama on

    Despistado,
    no se ponen en remojo????
    Hoy comeré como una señora: he hecho judías con tomate, su cebollita y su patata cocida😉
    He visto la receta por internet, pero he tardado entre pitos y flautas más de una hora.
    Eso no me lo podré permitir a diario… así que seguiré navegando para hacer recopilación de recetas sencillas y sanas pero rápidas!
    Si sabéis de alguna se aceptan sugerencias😉

  3. wasd on

    wo0o0o0o0ow anama cocinitas😄

    yo tengo entrenamiento de 4 a 10, eso si hay viento, jijijiji lo q me relaja entrenar😛

    aunke agote ^^

    ya comentare

    un besitoooooo de caramelo precicinado😄, pero este no sienta mal😉

    xau

  4. anabel on

    Ana, no quiero ser aguafiestas, pero ¿sabes que Carl Honoré, el que ha escrito el libro de Elogio de la lentitud, es en realidad el máximo representante del “elogio del stress”? Está claro que en cuanto escribes un libro superventas en autoyuda te conviertes en todo lo contrario de lo que proclamas en tal libro (a no ser que el tema sea “cómo agobiarse en la cotidianeidad”, jejeje) En fin, como ahora que a mí no me queda más remedio que hacerme la comidita rapidito, como tú, todo lo que me he comprado últimamente son libros de cocina, tipo cocinar para uno mismo, cocina super rápida… Te recomiendo uno: http://www.casadellibro.com/fichas/fichabiblio/0,,2900001146311,00.html?codigo=2900001146311&nombre=LOS%20500%20PLATOS%20R%C1PIDOS%20M%C1S%20EXQUISITOS

    La pechuga de pollo a las finas hierbas está de vicio.

    Besos

  5. anama on

    Anabel, no lo sabía! lo has leido? está bien? (Al de la lentitud me refiero)
    Yo me compré el de “Cocina para hijos emancipados” de Carmeta ahí atrás, está bastante bien, es muy fácil cuando no sabes cocinar…
    Voy a ver el que me has dicho, graciñas!🙂

    PD. OSTRAS! seis eurillos vale! me lo compro o si no “me lo pido”!!!! de cabeza!
    graciaaaaas!!! :***

  6. anabel on

    No, no, el de la lentitud no me lo he leído, porque verás, me leí un reportaje sobre el autor en el que se contaba eso que os he escrito, eso de que en realidad el buen hombre es un estresado siempre con prisas; tipo actor en promoción de película, pero con libro. Y me dije, “pues no me lo leo”. De hecho, ya te digo, desde que me fui lo que más compro y leo son recetas de cocina, jajaja. Eso sí, no me pidais que os haga nada, porque como nunca repito ni una…, pues no me acuerdo de cómo se hacen. Este que te digo está bien porque tiene recetas para hacer en el microondas y, claro, cuando no hay mucho tiempo… Como esa del pollo a las hierbas aromáticas… Y entra en http://www.euroresidentes.com y ahí tienes recetas facilillas, menos fáciles, más baratas, menos… Seguro que encuentras cosas que te interesen.

    Buenas noches, y buen largoooo fin de semana

  7. aitor on

    Hola Anama:
    Ciertamente es una filosofia de vida interesante, aunque no mas interesante que el budismo o la vida ascetica, sin embargo esta parece mas facil de poner en practica.
    Lo de la comida, teniendo en cuenta tu post de Anama´s House, no me atreco a hacerte recomendaciones…🙂 aunque yo, que llevo desde los 19 años viviendo fuera de mi casa, te diria que la cocina es relativamente sencilla, solo hay que cojer 4 o 5 ingredientes y tratar de conbinarlos de la forma mas equilibrada posible. Es decir, no tienes por que dejar en remojo las alubias o las lentejas, ya las hay en bote, precocidas, que no precocinadas, las tienes de la marca “El hostal”, por menos de un Euro, y da para 3 comidas, teniendo en cuenta que los cocidos saben mejor de un dia para otro…… bueno, 35 minutos la noche anterior y llegas a tui casa y comes como la reina que eres. Hoy por ejemplo, me apremiaba el reloj, entraba a trabajar a las 22:00, eran las 21:20 y no tenia nada…….. 3 dientes de ajo, media cebolla, unos champiñones naturales y 2 pimientos de piquillo…… 6 minutos rehogando, despues de dorar un poco el ajo laminado…… añado unas 5 lonchas de jamon que me habian sobrado del paquete que abrí para el bocadillo de las 17:30, las desmenuzo, y a la sarten…… cuando esta todo en su punto, me dispongo a hechar unos 150 Grs. de judias verdes cortadas (Precocidas tambien), pero….. ALTO….. me apetece mas un revuelto,….. rapidamente 2 huevos……. golpe de tenedor…… y a mezclar, resultado, 21:45 vestido y listo para comenzar…. en fin…. no se, cuestion de combinar lo mas basico de tu cocina para darle a tu plato un toque de color.

    Un Besote.😉

  8. anama on

    Ay Aitor!
    lentejas precocidas… no sé a cuáles te refieres pero…
    el otro día comí alubias de lata, de esas de calentar y punto, y me sentaron como una patada en el estómago.
    Eran muuuy fuertes (como la reina que soy, tengo el estómago poco acostumbrado a picantes, vamos, un poco delicadillo y caprichoso😉 )
    Me sentaron bastante mal, por eso mi intención es la de cocinar las legumbres a mano pero… el tema de las que tú dices me parece interesante (creo que NO te refieres a las mismas)
    Jejejejeje me quedo tu “recetilla” para el documento de word en el que voy a ir anotando las cosillas fáciles que me vaya encontrando, muchas gracias!
    Besazos😉

  9. anabel on

    Tomo nota yo también. Que cuando vuelva a la dura vida normal (las vacaciones se van acabando se van acabando sevanacabandosevanacabando y no quiero seguir siendo agonías) ya no sé si recordaré cómo se cocina algo.

  10. wasd on

    jijiji

    pues cuando yo conico tengo dos maneras,😄, exar todo lo q pillo en una pota, o todo para la sarten,😄 es practico, y los sabores son un misterio, y si note gusta, pues para esos olis invento el tomate😄

    jiji

    aunke bueno luego esta el lado de currarte algo, aunke a mi las recetas no meva seguirlas, solo la sigo para los cocteles😄, y aun asi, las sigo mal😄

  11. anabel on

    Pues déjame decirte, wasd, que yo he descubierto que… ME GUSTA COCINAR… y eso que pensaba que lo único que me gustaba hacer eran los postres (jejejeje, y comerlos, claro). Pero no, oye, que me va eso de la cocina…

    Que nada, Aniña, que nos intercambiamos recetas, ¿de acuerdo?

  12. wasd on

    alaaa, alaaa, a mi decirlo no,tambien demostrarlo, opara cuando me invitas a comer??:P

  13. epi87 on

    Yo creo que sería incapaz de seguir ese estilo de vida… no me veo siendo tan organizado😄


Lisa kommentaar

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Muuda )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Muuda )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Muuda )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Muuda )

Connecting to %s

%d bloggers like this: