Estamos en racha

 

Estamos en racha señores, estamos en buena época.

Hay personas a las que la melancolía o la tristeza las inspira a la hora de ponerse a escribir.

A mi no; más bien todo lo contrario. Estoy, como se suele decir, en época de “vacas gordas”, y bastante cerca de lo que se puede considerar una etapa de mi vida de felicidad total. Por eso escribo y escribo, día sí y día no, de chorradas y de cosas más o menos profundas según toque el día.

Y es que quiero dejar constancia por escrito de esta buena racha, con un objetivo claro: poder acudir a estos posts cuando la vida me dé el siguiente palo -que, seamos realistas, antes o después llegará- y poder así ser consciente, en los malos momentos, de que todo pasa.

Y es que la vida es un constante subir y bajar, y eso es lo que la caracteriza. No todas las etapas son malas, ni todas son estupendas. Y sea lo que sea, para bien o para mal, el tiempo lo va amainando todo.

Creo que hay que aprovechar los buenos momentos al máximo, nunca sabes qué te puede suceder en tu futuro inmediato. Por eso me gusta gritarlo a los cuatro vientos cuando me encuentro chachi y estupenda de la muerte…

La primera -y única hasta ahora- vez que la vida me dio una buena bofetada, pensé que ese estado de ánimo me acompañaría de por vida, que ya nada sería lo mismo. Que ya nada tendría solución y que, por fin, tras veinticinco años de existencia me había caído por fin del guindo.

Pensé que mi relación se iba al carallo, que nunca más volvería a confiar en los amigos, que como estudiante y trabajadora había llegado al límite de mis posibilidades… que mi relación con mi familia no era como deseaba, que la apatía que ese cúmulo de circunstancias había generado en mi cabeza jamás se marcharía.

Fue la primera vez en mi vida que me sentí totalmente perdida, y desorientada. No llegué a encontrarme sola (como a veces comenta wasd) en ningún momento, pero la sensación de incertidumbre, la de no saber cómo enfocar las cosas, la de, de alguna manera, perder el control de mi propia vida, llegó a agobiarme pero que muy mucho.

Y es a lo que me refiero, a que hay momentos en los que parece que “te vas a quedar así para siempre”, pero que esa sensación es absolutamente irreal. Por eso, creo yo, nunca hay que desesperar.

Es algo que tendré muy en cuenta cuando me toque de nuevo alguna sorpresa desagradable, algún disgusto, cualquier circunstancia que me parezca insalvable y que me dé la impresión de que la felicidad no existe. Que todo pasa, que vendrán de nuevo buenas etapas, y que… tampoco hay que confiarse, no podemos pretender estar siempre como unas castañuelas.

Y bueno, aunque soy atea, dar gracias a “Dios”, a la fortuna, a la suerte -buena y mala- o a lo que sea (o no sea) de este buen momento que estoy pasando… Y gracias a tener dos ojos que funcionan, a no estar paralítica, a no tener ahora mismo ninguna enfermedad de un familiar, a tener cada día un plato de comida en la mesa, a tener internet para permitirme el lujazo de estar barrenando en el blog…

… y a que el género humano, aunque pueda llegar a ser malo como un demonio, también tenga su buena parte de gente que merece la pena, esas personas tan comúnmente llamadas amigos, colegas, compañeros, parejas…

En fin chicos, la próxima vez que esté pachucha acudiré a estos posts para ser consciente de todo esto… y mientras tanto, a disfrutar de los buenos momentos.

Un abrazo,

Anita

PostData: tantas veces me han dicho que a ver si me bajo de “Los mundos de Yupi”… Una vez estuve a punto de hacerlo, pero… hoy por hoy… he vuelto a ellos por propia voluntad, y me encuentro bien allí. Así que, “cada loco con su tema”, yo con el mío y ME NIEGO a desonfiar de todo y de todos por sistema; Que todos somos buenos, hasta que se demuestre lo contrario (prefiero seguir pensando así)

🙂

12 comments so far

  1. markituzzzz on

    oleee oleee oleeee, cuando hablaste de dejar de fumar, te referias solo a tabaco verdad??

    gran post, me alegra q estes feliz

    un abrazo del nuncaestassolaniloestaras (osease yo XD)

  2. anama on

    Jajajaja! Wasd, “cucuruchito de limón”, “flor de pitiminí”, “bomboncito de vainilla”, “cariñín”…
    Yo NO fumo nada que no sea tabaco, faltaba más ¬¬
    (Groaorrrrrrrrr >.< )
    Graciñas, sé que te alegras, pero no hay nada seguro… en cualquier momento ZAS! palazo!
    Así que a regodearse en lo bueno… no?

    (Me imagino dentro de un mes, hasta el moño de todo, toda cabreada, releyendo este post…seguramente me cagaré en las nubecillas rositas del dibujo xD )
    Aaamonosss!!!😉

  3. ele on

    Je, je. Me alegro de que estés tan bien y espero que sigas con la buena racha mucho tiempo.

    Besos y… mejor no te deseo suerte para que sigas así, que soy gafe. xD.

  4. markituzzzz on

    anitaaaaaaa, q no me entere yo q decaiga la felicidad, y ya sabes, recuerda lo q me prometiste *.*

  5. anama on

    Jejejeje, bueno, esta semana tengo mogollón de curro, portaos bien, os “leo” para el finde😉
    Besines

  6. epi87 on

    Lo de todos son buena gente hasta que se demuestre lo contrario, lo suelo aplicar a toda la gente, aunque después me lleve algún chasco pero no me los he llevado muchas veces. Yo ahora también estoy en una etapa feliz y quiero seguir estando en mis mundos de yupi.

    Espero que todo te vaya genial y continue tu época de “vacas gordas”, muchos bechotes.

  7. aitor on

    Buenos dias, Anama:
    Yo tambien me alegro de que las cosas te vallan todo lo bien que deseas, aunque no lleguen a irte todo lo bien que merezcas.Razon tienes cuando dices que no todo es subir, en algunas ocasiones es cierto que nos toca bajar, lo unico importante es saber que el volver a subir no depende de la suerte, y el destino tenemos que forjarnoslo nosotros mismos, es cierto, hay que ser positivo y ver la vida en verde, todo es esperanza…… Cuando creas que ya nada puede ir mal, aplica un poco de perspectiva, busca el problema y seguro que encontraras la solucion. Como dijo Murphy, “si los problemas no tienen solucion para que preocuparse, y si tienen solucion por que te preocupas”.

  8. anabel on

    Jolines, chica, qué bien me ha sentado leer hoy tu post, créeme. Últimamente tengo la sensación de haberme dejado el optimismo sin planchar y, claro, no puedo ponérmelo. Menos mal que existe el teléfono y el messenger, y puedo llamar a la que fue “mi casa” durante muuuchos años (he pasado más horas allí que en mi propia casa) y me animan y me recuerdan que, pese a todo el trabajo y a toda la presión, estoy más que bien aquí. Y qué bien me sienta que, si doy una telefoneadita, tú me contestes. Algún día, Anita, te contaré por qué, aún a pesar del poco tiempo que hemos estado juntas, tú significas tanto para mí. ¿A qué eso no lo sabías, eh?

  9. anama on

    Jejejeje, pues no lo sabía Anabel!
    Trabajo? Presión? Mmmmm, anda que no me suenan esas palabras!
    Mal de muchos consuelo de bobos dicen, pero que sepas que aquí estamos igual (ya sabes😉 )
    Pero… no pacha nada señores! Podemos con eso y más jijijiji

    *Nota: se nota que nos falta poco para loquear, a mi estos días , a última hora, me entra ya la risa floja sabes?😀

    Y ya me contarás eso que dices! :O
    Un besazo y… a comer… a sentarme una hora y vuelta pal chollo! juuuuujujujuju (camisa de fuerza😉 )

  10. anabel on

    Por supuesto que te lo contaré. De hecho, ¿sabías que la semana que viene estoy ahí? ¡¡¡Vacaciooooones!!! qué gran palabra para expresar tan gran momento. Y qué ganas tengo esta vez de que lleguen. Aun a pesar del mal momento laboral (por la presión y esas cosas) en que me coinciden. Creo que estaré más pegada al móvil de empresa que al personal😛

    Y te adelanto algo: uno de los elogios más sinceros y espontáneos de mi jefe en aquellos momentos se debe en gran parte a haberte elegido.

    Besos, guapa.

  11. anama on

    Jijijiji! pos pa la semana nos vemos, y que sepas que como nos pilles en mal momento ahí te veo colocando y atendiendo (vacaciones dice, ilusa jejejeje)😉
    Es bromita, cuando vengas ya cotorrearemos con el Javi de los blogs (anda que no nos vamos a partir de risa ni nada)
    Y gracias por el piropo, aunque te aseguro que estoy colorada como un tomate jejejejeje🙂
    Hasta la semana!😉

  12. anabel on

    no me repitas otra vez lo de ponerme a atender que sabes que me da mono y seguro que me pongo, que el vicio es mu malo, aunque últimamente lo de recepcionar algo así como 400 libros en tres horas se me está dando de vicio… diles a los chicos de almacén que me dejen algo, que recepciono y devuelvo en un plis😛


Lisa kommentaar

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Muuda )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Muuda )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Muuda )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Muuda )

Connecting to %s

%d bloggers like this: