Una mala tarde

 

Me hallo ante la pantalla en blanco y necesito despresurizar.

Llego acelerada, el corazón todavía me va más rápido de lo normal y se me ha instalado el rictus del mal humor en la cara… por lo que poco a poco deberá ir bajando la actividad mental hasta que, por fin, me decida a ir a cenar tranquilamente.

Y es que ha sido uno de esos días agotadores, como hacía bastante tiempo no tenía.

La tarde ya pintaba movidita… lo supe en cuanto llegó la primera clienta y me contó lo de su transfusión: “Tienes un libro que hable del hígado? Es que cogí una hepatitis hace veinte años y blablablá…” (omito el caso por no parecerme procedente).

Fue en ese momento en el que me di cuenta de que iba a ser una tarde de agárrate y no te menees.

A partir de las 16.30 la cosa fue “in crescendo” -no sé si se dice así-. Y comenzó a llegar clientela… mucha clientela… quizá demasiada en algunos momentos en los que nos vimos francamente desbordados.

Comprendo, pues soy clienta, que molesta tener que llegar a un sitio y esperar cola a que te atiendan. Pero también afirmo, pues soy dependienta, que las personas tenemos dos manos, y no doce… y que hay que tener un poco de paciencia a veces.

Y es que, sin mala intención, todo el mundo te interrumpe mientras atiendes a los demás para hacer “sólo una preguntita”. Pues bien: esa preguntita es precisamente la que el resto de la gente ansía hacer, por lo que muchas veces nos es inevitable responder el “Un segundito, por favor, ahora mismito voy”.

Yo normalmente me empiezo a agobiar cuando soy consciente de que mis frases, de tan repetidas, comienzan a perder el sentido para mi. Llega un momento en el que la sonrisa es inconsciente, en el que sale automáticamente el “Un segundito, ahora mismo voy”. El “dígame”, el “sí, ahora se lo traigo”, el “aquí tiene”, el “graciñas, hasta luego” dejan de tener sentido cuando los repites cada minuto durante cinco horas.

El sonido del teléfono puede llegar a aturdir. Los gritos y las carreras de los niños (hay padres que los llevan y los sueltan como si de un parque infantil se tratase). Las mil llamadas de teléfono a compañeros para consultar cosas, los paseos apurados por la planta evitando el correr para no quedar de histérica…

Sobre las 20.30 la cosa ya mostraba trazas de locura. Ya tenía que concentrarme para encontrar un libro, ya tenía que esforzarme por recordar la cara del cliente que acababa de atender, para no darle el libro que llevaba en la mano a la persona equivocada. Creo que he visto a más de cien personas (o doscientas) esta tarde, pero dudo que pudiera recordar sus caras si me los cruzara ahora mismo por la calle.

Y a las 21.25, a cinco minutos del cierre… sóla en la planta, sin el ruido del aire acondicionado, sin nadie por el medio…

La impresión de un campo después de la batalla. El desorden, el caos total. Libros por el suelo, papeles por el suelo, tickets de otros comercios, castañas por el suelo (habéis leido bien, castañas!) Y es que en el momento de muchedumbre aquello se ha convertido en el “todo vale”. La gente no tiene reparo ninguno en coger algo y, en lugar de dejarlo en su sitio, tirarlo literalmente por ahí.

Hay libros de la sección de infantil rotos. Es una de las cosas que más pena me da; son unos libros preciosos, llenos de colores, de formas, de animalitos… Y están rotos. Les faltan los imanes, las pinturas , tienen las solapas arrancadas… Joder, un poco de consideración, señores padres! Que tenemos una colección de restos de libros infantiles en un cajón que es increíble!

… En fin, salgo por la puerta nerviosa, la sonrisa se me cae de la cara a plomo, llego a casa y le digo a mi novio que le hablaré dentro de un rato… que estoy que muerdo y él no tiene la culpa.

Y me pongo a quejarme aquí, cosa que ahora mismo me parece penosa.

Ha sido una mala tarde, supongo que me habrá pillado en mal momento, porque en realidad no ha sido tan diferente a la de cualquier otro viernes…

… Ya tengo mucha menos presión encima, así que cenaré y haré un poco de caso al Santo Job que se encuentra viendo la tele y comiendo pipas… pero eso sí, no me quiero despedir sin comentar el gran momentazo de la tarde, el que me hizo reir a carcajadas:

Cliente: -“Hola, quería Manolito Gafotas, de Elvira Lindo”

Hijo del cliente (siete añitos más o menos)- “No papi!!! No es de “elviranino”, es de ALFAGUARA! ”

Jajajajajaja! angelito!😉

Saludos a todos *jo, qué chapa, pero qué bien me he quedao!”🙂

12 comments so far

  1. AITOR on

    Hola anama:
    Me gusta entrar en tu blog, por que ademas de “entretenerme”, en ocasiones consigues arrancar lo mejor de mi, una enorme sonrrisa. Dicen que es casi mas dificil hacer reir que hacer llorar, asi que si tan a menudo logras arrancarme carcajadas a mi, en la soledad de mi estancia, permiteme darte un pequeño paquete repleto de mi apoyo y mis mejores deseos que me gustaria que le entregases a “el santo job”, como tu le llamas, que por los comentarios que me a parecido leer, atribuyendole a el la autoria, creo que es una persona con grandes virtudes.
    respecto a tu blog y sus contenidos,……. no cambies nunca, me gusta entrar y saber cada dia un poco mas de ti.

  2. markituzzzz on

    ahi pobritnimna, yo en mi ofi tengo tres lineas de telefono, pero bueno, hay momento q me suena hasta el movil, eso es demasiado, y extresa muxo, el repetirte, el pensar q no cesara, pero pase lo q pase, siempre respondo al telefono con un buenos dias^^

    bien, en mensaje no esta claro, pero no pienses q es porke he vevido, porke no he salido, kiza sea por eso, no lo se, necesito nuevos amigos YA !!!😄

  3. anama on

    Aitor,
    “Me llena de orgullo y satisfacción…” como diría “The king” leer tu comment🙂
    El Santo Job comenta muy de vez en cuando con nick “Piru” jijijiji, y sí, tiene enormes virtudes (qué te voy a decir yo,😉 ) Un besito, y a ver si estás este finde con Guidojosue que está de días libres😉
    Markituzzz, a veces tus comentarios me dejan pillada: nuevos amigos ya?? Jooo, es que no te sirven los que tienes?? :S
    Besines

  4. markituzzzz on

    pues no anama, han caducado,😄

  5. ele on

    han caducado jjajajaja. Los buenos amigos no caducan ni con 100 años. Bueno, veo que has tenido mala tarde. Agobiada, libros rotos y… hasta castañas por el suelo!! jaja Por dios que falta de respeto. (Yo me río pero te estoy imaginando en ese momento. Seguro que no te hizo mucha gracias) jaja. Bueno espero que tus próximos viernes sean más tranquilos y mejores.

    Besitos.

  6. anama on

    jejeje, eso! Ele tiene toda la razón, los buenos amigos no caducan …🙂
    Wasd, pues si tal empieza a moverte con otra gente que vaya más contigo no?
    Y Ele, qué tal el cole? Si no calculo mal sexto de primaria no? Te han mandado ya mucho para leer en el curso? Por Vigo mandan bastante los de Agustín Fernandez Paz😀
    Besiños a ambos!
    :*

  7. markituzzzz on

    vaya ooo he de compartir mis besiños:(😄 jajaja, muxa suerte a todos, lo q me recuerda q he de hacer la matricula, estara ya disponible por internet, anda q la fama q me creare haciendo la matricula a las dos y media😛

  8. ele on

    Bueno… cada semana hay que leerse un libro pero bien. Se siente uno bien al ser el mayor del cole y poder mandar jajja. Bueno me voy a hacer los deberes, que como siempre los dejo para el domingo.
    Besos.

  9. markituzzzz on

    ahi q tiempos akellos en los q tu madre te decia, siempre dejas lso deberes para ultima hora, lo exo de menos😥

  10. ele on

    jajja. Hombre llega un momento en el que te harta pero me gusta que me lo diga y eso. No sé por qué.

  11. markituzzzz on

    seeeeps es como un abrigo en el cual tus padres te meten caña y tratan de anteponer los deberes a todo, pero en tu mente, esta todo antes q los deberes con la mitica escusa, no si ya hay tiempo😄, y luego el domingo a ultima hora te repites una y otra vez, escribiendo numeros en tus problemas de matematicas a toda ostia pensando, porke sere tan tonto de dejarlo para ultima hora ( jopelines, no se q escribir, me ha dejado emocionado la sig actualizacion ) *.*

  12. epi87 on

    Siempre tiene que haber algún día que sea un agobio… pero vamos esperemos que no se repitan.


Lisa kommentaar

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Muuda )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Muuda )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Muuda )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Muuda )

Connecting to %s

%d bloggers like this: