Días de futbol

 

Hoy he ido a ver un partido de fútbol sala. Es la liguilla de una asociación vecinal, así que normalmente estos partidos los juegan en patios de colegio, en campos pequeñitos o una vez cada equis tiempo, cuando hay suertecilla, en un pabellón🙂.

Pues bien, el partido de hoy se ha salido de lo común, porque lo tuvieron que jugar en un Club de Campo…¬¬.

Tras identificarnos en la barrera que hay en la puerta, el portero, bedel, aduanero o lo que sea, nos permitió el acceso, y tuvimos (bueno, hablaré por mi sola no vaya a ser) y tuve la gran suerte de poder acceder a un universo desconocido para mi, situado unos cuantos pisos más arriba de la escala social que el resto de los mortales…

…Debería ser políticamente correcta y zanjarlo con un “no me gustó el ambiente que allí había”, pero creo que me arriesgaré a dejar constancia de que “me repateó el ambiente que allí había”, y que nunca había visto semejante concentración de pijos por metro cuadrado. Esto no quiere decir que todo usuario de ese tipo de asociaciones lo sea, pero bueno…será que había una reunión en ese momento…yo que sé. Me callo ya que me puedo embalar con este tema.

Por la tarde más fútbol, el derbi gallego por excelencia, el mítico Celta-Dépor. Llegamos a ver sólamente un trozo del final…pero lo suficiente para ponernos nerviosos y sufrir por si nos empataban el partido.

Nunca entenderé por qué mola el fútbol. Aparte de ser un buen espectáculo y un buen deporte, no sé por qué provoca tanta emoción, tantos nervios, ni por qué nos alegramos tanto cuando gana nuestro equipo. ¿Por qué hay gente que llega a llorar por un partido perdido, o a perseguir a su equipo por el país o incluso por el extranjero?. Por más que le doy vueltas no lo entiendo, ni por qué nos sentimos tan identificados con nuestros colores. El caso es que aunque no lo pille, me he sorprendido gritando “uyy” cuando casi nos chuzan un gol, y no dejo de alegrarme, aparte de porque haya ganado el Celta, porque se chinchen los aficionados del Depor. No me podreis negar que estos sentimientos NO tienen explicación o.O.

En fin, que el fútbol es una mafia y que los tipos ganan demasiada pasta, y que no se qué filósofo diría que es el opio del pueblo y tal, pero qué leches, que el rato de diversión de los domingos no nos lo quita nadie, hala!

Y tras esta “profunda reflexión dominguera” dejo de rallar con el por qué de los comportamientos humanos y las escalas sociales, me voy a jalar un par de galletas y a rascarme la barriga lo que queda de finde, que es poco.

Un saludo y buena semana.

PD. Aúpa NosMesmos y arriba el Celta😛.

No comments yet

Lisa kommentaar

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Muuda )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Muuda )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Muuda )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Muuda )

Connecting to %s

%d bloggers like this: